Magazine

Presentamos ‘Somos nuestra tierra’

Presentamos un proyecto esencial, que nos llevará a hundir nuestras raíces en una tierra con un pasado rico y un futuro que ver crecer.

Somos nuestra tierra brota de una de las principales preocupaciones de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos): impulsar el relevo generacional en el campo

Somos el sustrato de nuestro país, un territorio con un patrimonio agrícola de valor incalculable, en el que la riqueza no sólo se genera en cifras, sino que conlleva el aumento del capital humano, social, ecológico y de innovación. Queremos defender la tradición agrícola, pero apostando por la formación, la tecnología, la sostenibilidad y la viabilidad del medio rural.

La tierra, contada a través de herramientas digitales. Con la web abriremos un espacio de referencia para los jóvenes que quieren incorporarse al mundo agrario y para las personas con inquietudes e interés por el sector. Allí volcaremos un contenido propìo de utilidad, práctico y visualmente renovador.  

En nuestro país, menos del 6% de los agricultores son menores de 35 años. El  rejuvenecimiento  de  la  actividad  agraria se  ha  convertido  en  uno  de  los  principales  objetivos  de  la  política  agraria  europea  y  española, y es que nuestro futuro nace de la tierra. Cuidar de nuestros campos, de las plantaciones y del ganado es trabajar por la biodiversidad, la alimentación y la salud.

Somos nuestra tierra se aleja de los tópicos sobre el sector. Revalorizamos las manos responsables de la amplitud de aromas y sabores que constituyen nuestra gastronomía; presentamos a las personas llamadas a revitalizar esta profesión desde un ángulo joven, vital y desconocido. Somos artesanos de nuestra tierra.

Se habla mucho de la famosa dieta mediterránea, pero ya casi no la practicamos a pesar de tener todos sus ingredientes al alcance de la mano y a precios razonablemente asequibles
Imagina que tienes poder en las cuentas del Estado, ¿qué harías para dinamizar socioeconómicamente el medio rural y evitar el abandono y la despoblación?
Los jóvenes agricultores están cada vez más y mejor formados. Un requisito que venía demandando el sector y que tiene como principal consecuencia un impacto positivo a la hora de innovar, avanzar en competitividad e incorporar tecnología al campo. A pesar de ello, la oferta formativa es todavía insuficiente.