Magazine

Mini – clase III: ¿cómo y dónde se produce la fruta?

Si hay un alimento que no debe faltar en un desayuno saludable es la fruta, por tanto ella será la protagonista de esta nueva mini clase. En primer lugar porque la fruta nos llena, nos aporta energía, vitaminas y fibra, un combinado perfecto para comenzar el día con buen pie. Y en segundo lugar, porque somos muy afortunados de tener a nuestro alcance una gran variedad de frutas de temporada que va cambiando según avanza el año. Así, es fácil que tengas una o varias frutas favoritas porque, además apenas tienen que viajar, podemos disfrutarlas sabrosas y de temporada. Por cierto, ¿cuál es la tuya?.

Si os parece, os vamos a mostrar cómo se cultivan distintos tipos de frutas mientras hacemos un viaje imaginario por España para descubrir la enorme variedad que producen nuestros agricultores. Comencemos de Sur a Norte, por variar un poco, y para empezar por la fruta favorita de muchos niños: el plátano de Canarias. 

Como su nombre indica, este plátano se cultiva en todas las islas Canarias salvo en Fuerteventura donde no existen las condiciones adecuadas para su desarrollo. Además, la tenemos todo el año gracias a que allí disponen de un clima subtropical, en el que las plataneras producen fruto todo el año. Por cierto, ¿sabías que la platanera realmente es una hierba que parece una palmera?. Más al norte, en la costa mediterránea andaluza se cultivan también otras especies típicamente tropicales como el mango, la chirimoya y la papaya.

Pasemos ahora a todas esas frutas producidas por plantas pequeñas, "herbáceas" como dirían los botánicos. Son plantas que en vez de tener un tallo duro y leñoso este es tierno y que se puede cortar con cierta facilidad, como por ejemplo la fresa o los melones y las sandías. Para poder disfrutar de sus frutos durante el mayor tiempo posible se han desarrollado distintas variedades (que soportan mejor el frio o el calor), y distintas maneras de producir. Por ejemplo, en los invernaderos de Murcia y Almería crecen, bien abrigaditos, los primeros melones y sandías de la temporada. Según avanza la primavera se irán plantando al aire libre, para que crezcan y vayan adquiriendo su dulzor bajo el sol del verano, como ocurre con los melones y sandias que se cultivan en los campos de Castilla la Mancha. De la misma manera, se cultivan fresas y frutos rojos (arándanos, frambuesas y moras) durante parte del invierno y la primavera en la provincia de Huelva, protegidos por un tipo muy particular de invernadero que parece un túnel de plástico; ya avanzado el verano podemos ver cultivos al aire libre en provincias de Castilla y León, donde no aprieta tanto el calor.

 

 

Muchas otras frutas son producidas por árboles; seguro que conocéis ejemplos: manzanas, peras, naranjas, melocotones, etc. Los árboles se plantan bien jovencitos, formando líneas a las que los agricultores llaman calles. Año tras año hay que abonarlos, regarlos, podarlos y protegerlos de plagas y enfermedades para que cuando estén listos (cuando sean adultos, por decirlo de alguna manera) den fruta de gran calidad durante el mayor tiempo posible. Aquí vamos a distinguir tres tipos importantes de fruta: los cítricos (naranjas, mandarinas y limones), las frutas de pepita (manzanas y peras principalmente) y las frutas de hueso (cerezas, ciruelas, albaricoques, melocotones, nectarinas y paraguayas. Seguimos con el viaje, para encontrar limonares en Murcia y naranjales en el Valle del Guadalquivir y en Valencia, cómo no. Para comprar ricas cerezas tendríamos que dirigirnos cerquita, a Alicante, un poquito más al norte a Aragón, o atravesar el país de Este a Oeste, hasta llegar al Valle del Jerte, en Extremadura donde  las famosas picotas del. Por cierto, ¿sabías que las picotas son una variedad de cerezas que, aunque nacen con rabito, se desprenden de él al cosecharlas ?. Vamos a hacer una parada en el Valle del Ebro, - desde la Rioja hasta Lérida, pasando por Navarra y Aragón -, ya que allí se cultiva una parte importante de la fruta de hueso y de pepita en nuestro país. Por cierto, ya comienza la temporada de albaricoques, cerezas, melocotones, nectarinas  y ciruelas que nos van a alegrar los desayunos, postres y meriendas del verano. 
 

Para terminar, vamos a ver dos frutas producidas por plantas trepadoras. Estas, aunque tienen un grueso tronco leñoso, necesitan apoyarse y crecer sobre un soporte. 

Se trata de las uvas y del kiwi, que crecen sobre unas estructuras sencillas llamadas "espalderas" (nada que ver con las del gimnasio del colegio) u otras más altas y sólidas llamadas "emparrados". Para disfrutar de muchas variedades de uvas en temporada, habrá que esperar a septiembre. Son bastante conocidas por ejemplo las uvas del Vinalopó en Alicante. Y por fin terminamos este recorrido en el húmedo norte, en Asturias y Galicia, donde se cultiva el Kiwi, una fruta de origen chino pero mejorada en Nueva Zelanda, desde hace ya muchos años.

¿Te ha gustado el viaje? Y eso que nos hemos dejado en el camino a los higos y brevas, la granadas, el níspero o el kaki, otras frutas también conocidas. Lo que sí está claro es que te guste mucho o poco la fruta, en España tenemos mucha donde elegir, bien rica y de temporada. Así que, !buen provecho!.

 

¿Te has planteado alguna vez cultivar cáñamo industrial? Dentro de los cultivos alternativos (quinoa, trigo sarraceno, camelina...) tiene ciertas peculiaridades, a pesar de que hace ya mucho tiempo fuera un cultivo de lo más humilde y normal.
Salvo que accedan a tierras en propiedad (el 60%) por vía familiar, a muchos jóvenes no les quedará otra que conformarse con el 30% de la superficie agraria útil en régimen de arrendamiento disponible.
Hoy en día, lograr la eficiencia en el uso de productos fitosanitarios es una exigencia legal, a menudo asumida y amplificada por el resto de eslabones de una cadena alimentaria que busca satisfacer a una sociedad cada vez más exigente. Por otra parte, visto desde el lado del agricultor, los fitosanitarios no dejan de ser un insumo que supone unos costes que habrá que ajustar al máximo para lograr la rentabilidad de la explotación, ahorrar producto y agua así como una mayor concienciación del cuidado medioambiental.